NOVA Show
Crecimiento exponencial

VIDEO | Muniek la influencer de la gente: rompe fronteras y plasma la realidad de millones de personas

Antonella Verna, con 22 años, es aclamada por millones de personas que constantemente buscan y aprenden de lo que ella cuenta.
Antonella es conocida como Muniek, es amada y acompañada por cientos de fans que la ven como la influencer a seguir.

Antonella Verna, con 22 años, es aclamada por millones de personas que constantemente buscan y aprenden de lo que ella cuenta. Conocida como Muniek, es amada y acompañada por cientos de fans que la ven como la influencer a seguir.

La joven comentó que a los 18 años comenzó a estudiar modelaje y en base a eso, cómo hobbies fue metiéndose en el mundo de las redes. “Realmente no imaginaba llegar donde estoy hoy. Comencé a crear contenido para emprendimientos de conocidos y lo hacía por diversión, sin nada a cambio“, dijo.

Cuando arrancó la cuarentena, Verna empezó a crear contenidos en TikTok para pasar el tiempo, haciendo recetas, audios virales, bailes, entre otras cosas. Allí, comprendió que “las redes tienen un poder increíble, te pueden llevar a la cima si sabes hacer buen uso de ellas”.

Muniek, hizo medio año del CBC de derecho, antes de incursionar en las redes sociales. Este camino, lo escogió por sus padres, quienes le insisten seguir con la rama de la abogacía por su madre, quien ejerce esa profesión.

“Me decían que tenía el camino prácticamente armado, pero no era lo que a mi me gustaba, a los meses dejé y comencé el cbc de diseño de moda pero también me aburrió, sabía que no era lo que yo quería ni lo que me gustaba”, contó.

Como dato a tener en cuenta, Muniek tuvo un largo recorrido en el que le costó mucho lograr que su familia entendiera el potencial de las redes sociales y la infinidad de cosas que pueden lograrse. Claro está que todo comenzó cuando ella decidió dejar la universidad y enfocarse en un emprendimiento de indumentaria, en el que le iba bien y tenía el apoyo completo de sus padres.

Volviendo a sus redes sociales, Muniek realiza videoblogs diarios, muestra los avances de la construcción de su casa, el crecimiento de su bebé. “Mis seguidores saben básicamente toda mi vida”, destacó.

Pero, además de ello, la influencer sabe que en las redes sociales corre mucho el ego y el orgullo, de todos modos, ella compite consigo misma, buscando superarse en el día a día.

Las redes pueden sacar lo mejor y peor de uno, es por ello que la influencer trata de desestimar o no dar importancia a la gente cruel, quienes se olvidan que detrás de la pantalla hay personas que generan contenidos y leen los comentarios.

A corazón abierto, Muniek siempre encuentran algo malo para comentar, aunque uno intente hacer todo bien. Aún así, ella busca generar sonrisas en muchas personas, seguridad en mujeres, que las demás madres vean mis videos y se sientan acompañadas en su maternidad, pidiéndole consejos y ayudándoles en las dudas que tienen.

La influencer muestra además en sus redes sociales a Alice Giménez, su bebé de un año y un mes de vida, quien abrió un nuevo camino de sonrisas, emociones y además, de participación activa en las redes sociales para todos sus fans.

“Ella facilita mi papel de madre. Amo poder transmitir mi amor hacia ella en las redes y generarle a mi público ese mismo sentimiento, mi gente la ama”, dijo.

La joven deja que los días no sean habituales, no organiza horarios ni tiempos, está las 24 horas del día con su hija y disfruta a su manera las cosas. Allí, genera contenido desde su hogar, con Alice.

En cuanto al vínculo familiar, “las redes no cambian en nada. Más bien nosotros mostramos cómo somos en las redes, fuera de la pantalla somos tal cual. No generamos un personaje ficticio”, explicó y agregó: “Que mi pareja se dedique a lo mismo que yo, hace que nuestra vida juntos sea perfecta”.

Además, para poner felices a todos sus seguidores, Muniek tiene a su hermana, Isabella Verna, quien la acompaña en varios de sus videos. Allí, sabe perfectamente que estarán codo a codo en cada objetivo y meta que se propongan.

Con el paso del tiempo, la influencer junto a Isabella comenzaron a hacer videos de Tik Tok en la casa de sus padres y aparecieron sus primeros fans en común, quienes las piden a grito en cada video que se publica y, disfrutan tiempos de hermanas en la casa junto a Alice.

Por último, con una sonrisa que siempre la marca como una de las personalidades del momento en las redes sociales dijo: “Ser influencer es solo el camino para llegar a la meta”.

Lectores: 284

Envianos tu comentario