NOVA Show
Tiene 18 año y es de Timbúes

Zoe Gómez, chica de Carnaval: "Comencé a los 14 años"

Zoe Gómez tiene 18 años, es oriunda de Timbúes y ama el carnaval.
Según define Zoe, el ambiente del carnaval es complicado y divertido: te encontrás con la buena onda de muchos pero también con las malas vibras de aquellos que quieren evitar que crezcas.
Zoe destaca el compañerismo y define que busca convertirse en una gran pasista para llegar a Brasil, su sueño desfilar en algún carnaval de las tierras cariocas.

Zoe Gómez tiene 18 años, es oriunda de Timbúes, provincia de Santa Fe; y en esta nota con NOVA cuenta sobre su pasión por el baile y el carnaval. “Comencé a los 14 años”.

“Mi mamá es entrerriana, de Victoria, siempre me llevaba a mí y a mis hermanas a los carnavales, un día le dije que quería bailar y le puso lentejuelas a una malla que tenia de baño, y me dijo: “El año que viene te hago un traje”. El siguiente año le dije “acordate que ibas hablar en una comparsa para que yo baile y me ibas hacer un traje. Bueno mi mamá cumplió”, cuenta.

Y afirma: “Es un ambiente donde encontrás las 2 cosas compañeras que te desean lo mejor y otras que por sus inseguridades tratan de hacerte a un costado usando su trayectoria para que no crezcas. Gracias a dios son las menos”.

“Mi mamá principalmente, mis hermanas que no me acompañan tanto, pero se hacen cargo de cuidar a mi hermano de 24 años que es un joven con capacidades diferentes”.

“También mi profesora María Doffi que me enseña clásico, pero posturas y elegancia las trabajo con ella, vive en Victoria y viajo 200 kilómetros una vez a la semana para tomar mi clase.

Mi camino con altos y bajos, bailé 2 años y vino la pandemia, ahí miraba videos y ensayaba en mi casa. El año pasado salí 4ta en la competencia más grande del país donde participan 90 delegaciones en Gualeguay...3r puesto en el encuentro competitivo del Mercosur y 2da en Córdoba.

Mi mamá dice que los sueños no existen, que las personas tienen recompensa a sus esfuerzos.

Me gustaría llegar a Brasil, sé que es un camino difícil, pero si bien en nuestro país hay muy buenas sambistas, todo se desprende de allá.

Quisiera que los municipios apoyaran más esto que es cultura también y muchas veces contención para muchos niños y jóvenes, todos disfrutan del carnaval, pero pocos aportan es todo esfuerzo de gente de barrio que ama el carnaval.

Hay muchos chicos que no practican deportes, yo nunca lo hice y por último decir que el baile y la música curan el alma, es cuando mi cuerpo trasmite lo que a veces no puedo expresar con mis palabras”.

Lectores: 681

Envianos tu comentario