Economía y Empresas
Pasó a cuarto intermedio

Otro revés para Perotti: sigue sin destrabarse el conflicto en el puerto de Rosario

Omar Perotti, gobernador de Santa Fe.

La audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación para intentar destrabar el conflicto laboral en el puerto de Rosario pasó a cuarto intermedio. Según trascendió, la concesionaria Terminal Puerto Rosario (TPR) mantuvo su negativa a reincorporar a cinco trabajadores a los que acusa de atentar contra bienes de la empresa.

En el marco de la conciliación obligatoria dictada el viernes pasado y merced a las arduas negociaciones que lleva adelante con los representantes del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa), la empresa que opera la terminal multipropósito de Rosario había aceptado reincorporar a 20 de los 25 obreros que despidió hace casi un mes.

Pero este avance se encontró con un nuevo muro cuando la concesionaria se negó a permitir el regreso de cinco de los despedidos, a los que echó “con causa”, atribuyéndoles desmanes que ellos niegan.

La empresa controlada por Vicentin y la chilena Ultramar logró de esta forma trasladar la tensión al interior de los trabajadores ya que el lunes, los estibadores se movilizaron a la sede del Supa para pedir explicaciones sobre un principio de acuerdo que, según trascendió, no los involucraba.

Ese mismo día, el secretario general del Supa Rosario, César Aybar, explicó que esa situación con los despedidos se expuso en la audiencia que se realizó en el Ministerio de Trabajo de la Nación antes del nuevo año y dijo que “la propia ministra Kelly Olmos también planteó que no existía la posibilidad de reincorporación porque fueron despedidos con causa”.

“Más allá de eso, el sindicato logró que a los cinco despedidos se les pagara toda la indemnización de ley como corresponde. Incluso se les reconocerá también los años de antigüedad que tuvieron como trabajadores eventuales. También se les consiguió un año de fondo de desempleo, un año de obra social y un año de capacitación por parte del Ministerio para poder ser reubicados en otros lugares”, señaló.

El dirigente subrayó que “acá hay un conflicto de envergadura” y que lo que están viviendo “tiene un responsable que es Terminal Puerto Rosario”. De hecho, durante la larga disputa que mantiene paralizado al puerto local desde hace casi un mes, el gremio denunció en reiteradas ocasiones que los despidos eran la forma de TPR de plantarle al gobernador Omar Perotti un conflicto para forzarlo a extender el contrato de concesión.

La provincia y la Nación intervinieron en la disputa y lograron un cambio de interlocutores de la empresa. Los representantes de Ultramar desplazaron a los de Vicentin en la mesa de negociación y se registraron avances pero la situación de cinco estibadores complica ahora el acuerdo.

Lectores: 78

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: