Información General
Especial para NOVA

¡Volvimos a la Picasa!

El Cocodrilo El Fishing Team disfrutó de un jornada de pesca a pleno en el pesquero ubicado en Diego de Alvear.

Por Luis Ventimiglia, especial para NOVA

Después de unas complicaciones con el tiempo, este viernes pudimos realizar la nota relevamiento que teníamos programada para el pesquero Laguna La Picasa, en Diego de Alvear, invitados por nuestro amigo de años, el guía cocodrilo Jorge Luis Porcu.

Salimos desde Chacabuco, representando al Cocodrilo El Fishing Team en esta oportunidad: Carlos Sosa, mi hijo Enzo Ventimiglia, mi nieto Vicente Toledo (el cocodrilo más joven, de tan solo 6 años) y yo. Tuvimos que partir más tarde de lo deseado, ya que, por una ridícula disposición del municipio local, solo se puede pescar los viernes, sábados, domingos y feriados a partir de las 11 horas.

Así fue que llegamos a la Picasa y nos encontramos con un buen panorama. El pesquero se ve muy limpio, ordenado y cuenta con innumerables servicios, como bajada de lanchas, alquiler de casillas para pasar la noche, fileteado de pejerrey, alquiler de trukers, etc. Dentro del pesquero mismo, nos encontramos con nuestro amigo Wiro, quien provee la mejor carnada de la zona.

Siempre digo que no hay nada más lindo que pescar, pero me equivoco, si hay algo mejor y es pescar en familia. La sensación que es ver a mi hijo y a mi nieto junto a mí, pescando y haciendo la nota, no tiene comparación alguna.

Cargamos los equipos en el comodísimo trucker de Jorge, muy bien equipado con cómodos asientos tapizados, con baldecitos individuales para la carnada, copo, dos cajones para poner las piezas cobradas… en fin, un lujo, y salimos a navegar. Después de unos 25 o 30 minutos de navegación, alrededor de las 12.30 horas, empezamos la media jornada de pesca.

Los pronósticos de tiempo auguraban un día hermoso con poco viento, sin embargo, se equivocaron: el día sí fue hermoso, pero el viento fue nulo casi nulo, lo que en este espejo disminuye muchísimo el pique.

Arrancamos la pesca, Jorge y Carlos con líneas tradicionales de flote, Enzo con un paternóster a tres metros de profundidad, yo con una línea especial de dos boyas con bajadas a 1,20 metros, y Vicente con una línea con una boya y dos anzuelos, uno a 40 centímetros y el ultimo a 1,20 metros.

Enzo comenzó a sacar, mientras que nosotros no teníamos respuesta en nuestros equipos. Después de una hora, él llevaba seis o siete piezas, Vicente una, y el resto ninguna. A la luz de esto, decidimos poner líneas paternóster todos, y a partir de ese momento comenzamos a pescar.

Estaba difícil por la falta de viento, pero de a poco comenzábamos a levantar buenos ejemplares, todos muy pero muy gordos y tremendamente vitales. Se ve que es un espejo donde no falta comida, mezclados sacábamos algunos juveniles que, por supuesto devolvíamos. Esto me permitió disfrutar de lo lindo que es ver la cara de emoción de mi nieto al devolver esos ejemplares a su hábitat.

Cerca de las 14.30, Carlos decidió nuevamente probar con una línea de flote, armada con boyas Cauque, quien equipo a todo el grupo con sus excelentes productos. La primera sorpresa de flote, fue un hermoso pejerrey de más de 600 gramos. No tendría ni que mencionar que, a partir de ese momento, todos armamos nuestras líneas Cauque de flote, y a disfrutar.

Con nuestros reels cargados con multi y monofilamento Grilon y equipados con esas líneas, ahora sí como nos gusta a todos, de flote con bajadas a 30 cm, a pesar de que la laguna seguía planchada, comenzaron a salir los lindos de la Picasa.

No era un pique constante, si no que teníamos tres o cuatro piques y cuando los sacábamos, el ruido que se producía por la misma pelea hacía que por un rato se paraba la actividad. Pero después de unos 15 minutos, volvía a retomar. Era un espectáculo de borbollones, hay mucho pero mucho y buen pescado.

Llegadas las 16.30 horas y ya casi con la cuota hecha, decidimos hacer las fotos de rigor para la nota y el video a Jorge, y regresamos a la costa.

Una vez en la costa acomodamos los equipos cargamos todo y decidimos emprender el camino de regreso. Otro viaje realizado a relevar pesqueros de nuestra provincia, agradecido a la vida por darnos esta posibilidad, pero también más que nada agradecido a empresas de Chacabuco que hacen esto posible, ellas son: Centro integral del envase, La Nueva Babilonia, Bacos Vinoteca, Pinturería Martínez, Spataro Construcciones S.A, Grupo Ferrari, Carnicería Cer”2”, Óptica Boero, Frutos del Bosque, Crespi/suan, Alarmas Zona 24 y La Strada confitería.

Como siempre queremos aconsejar a todos los pescadores que nos leen a que cuidemos el medioambiente, llevemos nuestra basura de vuelta sin arrojar nada al agua, devolvamos las piezas que no dan la medida, y respetemos las cuotas de cada espejo, así podrán nuestros hijos y nietos disfrutar de nuestra pasión y transmitírsela a sus generaciones venideras.

Gracias por leernos, por los mensajes que nos envían y las consultas que nos hacen y también a los guías y pesqueros que siguen confiando en nuestro grupo. Sígannos en Facebook, Instagram y suscríbanse a nuestro canal de youtube para ver nuestros videos: Cocodrilo Fishing Team.

¡Abrazo pescador!

Lectores: 167

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: