Correo de Lectores
Correo de lectores

Villa Ocampo: "Con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes"

El cartero de NOVA.

Por Humberto Cracogna, especial para NOVA

Con bombos y platillos, hace una semana cobro relevancia la instalación de un proyecto que traía a Villa Ocampo una doble grata noticia: “La instauración de un obrador conforme se acopia caños en fortalecimiento de la mayor obra gestada para el norte santafesino: Gasoducto”. Se adelantó que en ella trabajarán algo más de 150 personas y la recuperación de algunas de las fuentes de trabajo perdidas, atesoraban valor de esperanza inmediata.

La cola de trabajadores en reclamo y en suerte de lograr ingresar al espacio laboral, aventó esperanza en la localidad atenta a tener todas las fuentes de trabajo cerradas, advirtiendo niveles de desocupación pocas veces vista en la historia de Villa Ocampo.

Una decisión política que, de manera paulatina emergía de la peor manera, nos permitió enterarnos que el jefe de personal, fue nombrado al solo efecto de encomendar la avergonzante tarea de recibir solicitudes de trabajo negando toda posibilidad a cualquier persona con identidad partidaria. El sr. Sagni, puntero político e identificado con la gestión municipal cuya consigna es evitar que ingrese la menor cantidad de trabajadores reconocidos con el peronismo ocampense. Según datos manejados, solo tres compañeros lograron ser recibidos y aceptados. Más de 100 compañeros fueron revotados sus respectivas solicitudes solo por tener una identidad partidaria perteneciente al peronismo, o en su defecto, estar en una lista presentado por gente que pertenece a la conducción partidaria del PJ ocampense. Una miserable vergüenza. La gota que colmó el vaso.

El malestar en la sociedad ocampense se reduce a no aceptar más persecuciones ideológicas ni de ningún tipo, utilizadas como miserables revanchismo partidario. Esta comunidad ha sido ya en extremo castigada por gestiones políticas que permitieron que las fuentes de trabajo se cierren sin advertir de manera acaba que, como consecuencia, dejaron a decenas de miles de familias sin su sustento diario, su dignidad hipotecada y sus esperanzas reducidas al desánimo.

Lectores: 390

Envianos tu comentario