Información General
Más allá de la pasión

VIDEO | Conservacionismo en la pesca deportiva

Para los que nunca usaron un señuelo, les recomendamos que prueben el spinning o el baicasting.

Por Luis Ventimiglia, pescador apasionado, especial para NOVA

Hoy como en cada semana que el Cocodrilo FishingTeam no realiza notas o relevamientos (lo hacemos cada 15 días), charlaremos de algunos temas interesantes para los pescadores. Qué es un pescador deportivo: es quien realiza en forma deportiva la actividad de la pesca y quienes usan los equipos estipulados para cada pesca y cumplen con el cupo de capturas y su tamaño según las especies reglamentadas por federaciones de pesca regionales o nacionales.

No es que un pescador deportivo debe devolver todo lo que pesca si no respetar las leyes establecidas para cada especie y en cada ámbito. Hoy en día el conservacionismo se está instalando entre los pescadores por lo que en cada nota que hacemos tratamos de inculcar de a poco a que todos vayan sumándose a esto.

Ya es más común entre los pescadores perseguir en cada jornada resultados de pesca que no sean cuantitativos si no cualitativos, tratando de devolver los peces pequeños (que no den la medida como en el caso del pejerrey), de respetar la cuota establecida para cada laguna, o de devolverlos en su totalidad como en el caso de las taruchas, haciendo hincapié en eso de que el placer está en pescarlos y no en matarlos (lo que no quiere decir que no se coma algún pescado cuando se lo desee, que quede claro).

No merecemos la calificación de pescador deportivo si desconocemos las reglas del conservacionismo. Es hermoso tener al alcance la posibilidad de reintegrar a su hábitat a los peces pequeños o a un rival digno de tamaño excepcional, como así también a las especies que sufren peligro de extinción, para que se perpetúen asegurándonos a nosotros, nuestros hijos y nietos, la diversión del mañana.

El primer acto de un pescador es un acto de fe, por lo que una carnada o señuelo debe comenzar por cautivar antes al pescador que, al pez, por lo que antes de hacer uso de alguno de ellos tenemos que elegirlo o prepararlos de manera que nos guste a nosotros antes de arrojarlo para engañar a la presa.

Para los que nunca usaron un señuelo, les recomendamos que prueben el spinning o el baicasting, atrapar una tarucha o un dorado con la astucia de un cebo artificial es un engaño integral, es embaucarlo con elegancia; que sería del mundo sin el engaño, seguramente un aburrimiento, La sensación de lograr un pez usando un artificial, les aseguro es única, como así también de usar equipos livianos para equilibrar la lucha con el contrincante.

Hablando de aburrimiento, espero no haberlo hecho con esta nota, que no habla de nuestros viajes pero que si dan un panorama de lo que nos gusta de este deporte.

Lectores: 277

Envianos tu comentario