Política
Esta película ya la vimos

Perotti se lava las manos: adelantará las próximas elecciones para despegarse del fiasco de su frente político

El gobernador tiene decidido que desdoblará los comicios, y se despegará del calendario electoral. Cierre de listas en febrero. La estrategia del PJ. (Dibujo: NOVA)

Como es habitual, el gobernador Omar Perotti desdoblará el calendario electoral y se separará todo lo que pueda del nacional. Lo tiene prácticamente resuelto. Por un lado, representa una continuidad en la praxis de la Casa Gris, pero por el otro lado tiene también el intento de despegarse lo más posible de la interna leonina del Frente de Todos.

La ministra de Gobierno Celia Arena lo reveló en un encuentro del PJ que se realizó hace unas pocas semanas. Delante de compañeros, la funcionaria señaló que la intención es votar primarias en abril y generales en junio, lo que llevaría el cierre de listas a febrero.

Sigue la máxima de su antecesor, el socialista Miguel Lifschitz. En ese entonces, al ser opositor a ambas coaliciones nacionales, el Frente de Todos y Cambiemos, el Partido Socialista procuró escindirse dentro de lo posible de la competencia nacional.

Perotti hará lo mismo, pero con la particularidad de que, a su manera, comparte barco con el presidente Alberto Fernández, desplomado en mediciones de imagen y gestión. Para no pagar un costo mayor, se alejará lo más posible del calendario nacional.

No tiene candidato propio definido, pero confía en sus dotes en el interior productivo, y apuesta a que el PJ haga pata ancha en Rosario y alrededores. Sabe que su gestión viene siendo deplorable, y que se empeoran todos los índices día tras día, por lo que planea concretar algunos logros para lo que resta del 2022. Y el año, en función de que el mundial de fútbol que todo lo tapa empieza a mediados de noviembre, se comenzará a apagar a fines de octubre. La atención, a principios de noviembre, estará en otro lado. Y enero es un mes muerto, se sabe.

No le queda otra entonces al rafaelino que quemar naves. Pero no tiene reemplazo al día de hoy. Su mano derecha es el diputado nacional Roberto Mirabella, pero Arena también se anota y, en las últimas semanas, el perottismo de Rosario empezó a mover a la ministra de Salud Sonia Martorano, quien ya lidera reuniones de Hacemos, la usina política del gobernador.

No obstante, quien encabeza mediciones a gobernador dentro del peronismo es el senador Marcelo Lewandowski, quien en su tablero de ajedrez tiene tres opciones para mover: ir por la gobernación, la intendencia de Rosario o quedarse cómodo en la banca del Congreso. Por el momento, no larga prenda.

El diputado nacional Marcos Cleri tiene decidido competir en una interna peronista. Apuesta a entablar una alianza con Perotti y ser bendecido por el propio gobernador. No parece sencillo, pero se vale de ser una suerte de visor del vínculo óptimo entre el rafaelino y la jefa de la banda Cristina Fernández de Kirchner. El legislador provincial Leandro Busatto está en carrera hace rato y, con el aval de Agustín Rossi, va camino a enfrentar al perottismo en abril.

No obstante, pese a como cada sector juega sus fichas, el peronismo de Santa Fe todavía no empezó a debatir de qué manera, bajo qué formato, competirá en 2023. En 2019 lo hizo bajo el frente Juntos, cuando todavía no había nacido el FdT. Letra P ya reveló que el gobernador analiza no competir bajo el sello del FdT.

Ahora hay sectores internos del PJ, más volcados a la izquierda, que promueven una alianza con otros partidos del mismo abanico, como el Movimiento Evita y la Corriente de la Militancia, por ejemplo.

Lectores: 138

Envianos tu comentario