Política
Traicionero

Perotti se distancia de Casa Rosada y deja de lado al partido que lo puso en la gobernación

Omar Perotti, gobernador de Santa Fe, fue criticado por darle la espalda a los propios.

En este nuevo capítulo de tensión con la Corte Suprema de la Nación, tras el pedido de juicio político que promovió el Presidente, Omar Perotti se volvió a mantener al margen y decidió no participar de las reuniones con sus pares para elaborar una estrategia de respaldo al Poder Ejecutivo, a pesar de compartir ideas políticas, que parece ser lo único que los une.

Dos ministros de la Corte Suprema, como Horacio Rosatti, presidente del máximo tribunal, y Ricardo Lorenzetti, son de Santa Fe y mantienen una buena relación con el gobernador. Claro, entre amigotes no.

La estrategia que usó Perotti y miembros de su gabinete fue plantear sus reclamos por un mejor reparto de los fondos a nivel de coparticipación pero a la vez, el propio gobernador, consideró que hay que respetar los fallos judiciales. “Uno no puede estar a favor de un fallo cuando lo favorece y en contra cuando hay alguno que no le gusta”, apuntó en su momento.

Más allá de este caso en particular, Perotti está cada vez más alejado de la Casa Rosada. En el gobierno señalan, en realidad, que el que se distanció con sus decisiones es la administración nacional.

Perotti no tiene una dependencia extrema de los fondos de la Nación por fuera de la coparticipación porque generó un colchón de dinero en Santa Fe que le valió fuertes críticas de la oposición.

La disciplina fiscal extrema del ministro de Economía, Walter Agosto, provocó que la provincia tenga un superávit de 17 mil millones de pesos, que se presume será usado en la campaña electoral en la gestión de obra pública.

El distanciamiento entre Santa Fe viene de menor a mayor: a fines de noviembre pasado, con críticas a la agenda que acordó el bloque del Frente de Todos (FdT) en la Cámara de Diputados de la Nación, Mirabella se bajó de una sesión convocada para discutir una larga lista de temas, entre ellos la moratoria jubilatoria y la creación de ocho nuevas universidades estatales, que finalmente cayó por falta de quórum.

El diputado nacional Eduardo Toniolli, del Movimiento Evita, fue uno de los que salió a cuestionar la postura del gobernador santafesino. El legislador apoyó el juicio a la Corte Suprema y lamentó la decisión del mandatario santafesino de no acompañar la iniciativa impulsada por el presidente Alberto Fernández junto a varios gobernadores. Y calificó como “contradictoria” la decisión del mandatario de no acompañar el pedido de juicio político a la Corte Suprema de Justicia.

“Es contradictorio el silencio de Omar Perotti frente al pedido de Juicio Político porque es una persona a la que hay que reconocerle su lucha por el federalismo”, señaló el diputado nacional.

Lectores: 89

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: