Política
Todas juntas

Gestión Poletti: dos semanas frenéticas para el intendente de la Capital

Juan Pablo Poletti asumió como intendente el 9 de diciembre.

La ciudad de Santa Fe ha sido testigo de 15 días frenéticos desde que Juan Pablo Poletti asumió como intendente. Su agenda 24/7 se mantiene firme, respondiendo a múltiples frentes: desde el espinoso tema del transporte público hasta la crisis de las inundaciones y la búsqueda constante de fondos para sus proyectos.

El nuevo alcalde heredó una serie de desafíos de la gestión anterior, pero ha prometido actuar con rapidez y precisión. Su enfoque quirúrgico en resolver problemas es evidente, aunque los resultados aún no sean visibles para todos. Con el transporte público como una de sus principales preocupaciones, enfrenta la amenaza constante de una posible paralización nocturna. La solución parece requerir una intervención directa del gobierno nacional, que hasta el momento no ha proporcionado la financiación esperada.

Adicionalmente, Poletti aprobó un aumento del 62,5 por ciento en las tarifas de taxis y remises, reflejando la necesidad de equilibrar costos y servicios en medio de una economía en crisis.

Por otro lado, el aumento del nivel del río Paraná y las consecuentes inundaciones han agravado aún más la situación. Poletti ha declarado la Emergencia Hídrica, permitiéndole actuar con agilidad. Su administración está en pleno movimiento, con la creación de centros de evacuación y la implementación de medidas preventivas, mientras enfrenta las secuelas de las lluvias intensas en la ciudad.

En el aspecto financiero, la Municipalidad ha centrado parte de sus esfuerzos en obras de infraestructura, como las anunciadas para los barrios Los Hornos y Mayoraz. Sin embargo, el panorama futuro presenta incertidumbres, especialmente en cuanto a la disponibilidad de fondos del gobierno nacional para proyectos venideros.

Finalmente, otro desafío en la agenda de Poletti es el conflicto con los trabajadores municipales, que demandan mejoras salariales. La tensión crece, y la espera de una respuesta favorable post-navideña se mantiene. Si no hay acuerdo, un conflicto laboral podría ser el regalo no deseado para el inicio del nuevo año.

Lectores: 120

Envianos tu comentario