Política
¡De no creer!

¿Entre opuestos se atraen? El PRO y el socialismo se unen para vencer al peronismo

Juntos por el Cambio armó la mesa provincial y busca avanzar en un acuerdo con el intendente rosarino Pablo Javkin y dirigentes del Partido Ssocialista (PS). (Dibujo: NOVA)

En la previa a la etapa de las definiciones electorales, los referentes de Juntos por el Cambio (JxC) en Santa Fe armaron la mesa provincial de ese espacio y buscarán avanzar en un acuerdo con el socialismo y otros sectores del frente progresista, aunque eso genera otra discusión en la coalición opositora sobre el alcance de ese posible frente local para enfrentar al peronismo en el ámbito nacional.

Luego de una reunión entre los dirigentes del radicalismo, el PRO y la Coalición Cívica, con un comunicado en el que expresaron que harán el “máximo esfuerzo” por constituir un “espacio común” más amplio para la disputa electoral del año próximo, fijaron como propósito avanzar con un encuentro con Pablo Javkin, intendente de Rosario, y representantes del socialismo.

En Santa Fe hay PASO, por lo que buscarán armar una primaria “competitiva” y evitar la dispersión que podría favorecer al peronismo. En 2019 el PJ recuperó el poder en la provincia después de 12 años de gobiernos socialistas por la ruptura del frente progresista: Antonio Bonfatti (36 por ciento) quedó 4 puntos abajo de Omar Perotti y el radical José Corral sacó 19.

“No es ampliar Juntos por el Cambio ni un frente de frentes como se dijo hace un tiempo. Tiene que ser un modelo de confluencia convocante y con un programa para recuperar la provincia”, plantearon como para evitar susceptibilidades, aunque tanto en el PRO como en el radicalismo dejaron trascender como nombre “Cambia Santa Fe”, para mantener algo de la “marca” que se impuso en las legislativas del año pasado.

De ese modo un frente compartido entre el PRO y el socialismo, lo que en un momento asomaba más complicado, pasó a ser una posibilidad concreta. Acaso la relativa debilidad de ambos bajó en parte las barreras.

Con el PS sin la gobernación después de 12 años y el PRO sin una estructura consolidada en la provincia, cada uno tiene la mirada de que el otro no liderará el espacio, en caso de concretarse el acuerdo.

“Estoy convencido de que el próximo gobernador de Santa Fe va a salir de la interna de la oposición”, dijo a Clarín el radical Maximiliano Pullaro, uno de los que aspira a disputar la sucesión de Perotti.

Carolina Losada, vencedora en las PASO de 2021, no descarta competir por la gobernación. Y otro posible postulante por la UCR es Dionisio Scarpín, ex intendente de la Avellaneda local.

“Nunca hay que subestimar al peronismo. Sería un gran error no hacer un gran frente”, coincidieron cerca de Losada en la necesidad de buscar una confluencia, y desmintieron las versiones que limitan los planes de la senadora al escenario nacional y desestiman una candidatura en Santa Fe.

Cautela socialista

Desde el socialismo se mostraron más cautos con el acuerdo, aunque aclararon que esta vez “no hay bolilla negra” para ningún partido. Golpeado por la derrota en 2019 y la muerte de Miguel Lifschitz, el socialismo cuenta entre sus referentes a su esposa Clara García, el ex gobernador Bonfatti, Emilio Jatón (intendente de Santa Fe) y los diputados nacionales Mónica Fein (presidente del partido) y Enrique Estévez, titular del PS provincial.

“El socialismo ha sido siempre motor de alianzas y de diálogos políticos, de manera que no nos asustan esas búsquedas, pero creemos que todavía es prematuro. Sobre todo porque el resto de los partidos tampoco tiene definiciones puertas adentro de sus propios espacios políticos”, dijo García a Clarín.

Y completó: “No queremos formar parte de mesas en las que se decidan casilleros de una lista sino ejes programáticos para recuperar la provincia de Santa Fe. Desde el socialismo vamos a ser protagonistas del 2023”.

“Hay que mirar los modelos de Mendoza, Jujuy y Corrientes, con un programa de gobierno y un armado muy amplio. Para aportar a una mirada federal del país, tenemos que animarnos a que las fuerzas tengan muy clara la realidad provincial y sean integradoras en ese sentido”, dijo Javkin a Clarín.

Más predispuesto a participar del próximo encuentro, el intendente de Rosario evita adelantar definiciones electorales aunque competir en las primarias a gobernador aparece dentro de sus posibilidades.

Con Miguel del Sel no tan presente en la política provincial, Federico Angelini mostró intenciones de disputar la candidatura por el PRO. “Estamos trabajando en conformar los programas de Gobierno. La principal preocupación es la inseguridad y tenemos la experiencia, los equipos, las propuestas y la decisión política de dar la batalla si los santafesinos nos acompañan”.

Tanto Javkin como los socialistas analizan la conformación del frente sin que implique un acuerdo a nivel nacional. Como argumento coinciden en que en su momento el Frente Progresista Cívico y Social se limitó a la provincia, y Lifschitz no fue aliado de Mauricio Macri durante el Gobierno de Cambiemos.

También ponen como ejemplos los municipios de Venado Tuerto y San Guillermo, en los que tanto el PRO como el PS forman parte del oficialismo. En el plano nacional los socialistas se muestran cercanos a Juan Schiaretti, tanto en el Congreso como en la exploración de una alternativa por fuera de la polarización de cara a 2023.

Dirigentes del PRO también apelan al recuerdo de la tirante relación entre Macri y Lifschitz para condicionar un eventual acuerdo en la provincia. “No puede volver a pasar que, si somos gobierno en 2023, el gobernador o los funcionarios de Santa Fe sean opositores a nuestra gestión y a los proyectos que mandamos al Congreso”, advirtió un referente macrista.

Lectores: 44

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: