Interior
La justicia mira para otro lado

Campo Hardy: denuncian a autoridades comunales por fumigaciones ilegales

Vecinos de Campo Hardy piden la renuncia del presidente comunal, Manuel Stechina.
Fernando Zanier, tesorero de la comuna, autorizó la fumigación ilegal. También piden su renuncia.

El presidente comunal de Hardy, Manuel Stechina, sobre quien pesan reiteradas denuncias por violencia de género contra su ex mujer, Miriam Monge, volvió a estar en el centro de la polémica luego de ordenar una fumigación ilegal en un sembradío de algodón lindante a un comedor de la agrupación "Mujeres Rurales Campo Hardy y Zona" que da de comer todos los sábados, desde hace cinco años, a unas 20 familias y unos 40 chicos carenciados de esa localidad.

Dicha organización está conformada por diez mujeres y la docente Flavia Zanutigh, que desde el año 2015 vienen denunciando las fumigaciones a familias enteras de la zona, con total impunidad. Según constan en el escrito, presentado ante el fiscal Norberto Ríos, “la fumigación se realizó el sábado a las 10 a 35 metros de donde los chicos y sus madres estaban preparando la comida, contaminando e inutilizando los alimentos”.

El dueño del campo, Fernando Zanier, tesorero de la Comuna e ingeniero agrónomo, dijo poseer la autorización para fumigar, aunque nadie la vio. Asimismo, se lo denunció por presunta "falsedad ideológica" en la confección de la receta donde autoriza la aplicación del agrotóxico a 2 kilómetros de los poblados.

Sin embargo, se aplicó el producto prohibido directamente sobre los patios de las casas, sobre adultos, niños y animales domésticos.

Los afectados manifestaron indignados que la causa fue caratulada como "Lesiones leves y daños" y tiene como único imputado a Zanier, dueño de Agronorte Servicios Agropecuarios de Las Toscas. "A los que fuimos fumigados nos salieron muchas ampollas, llagas y pústulas. Fumigaron desde las 8 de la mañana hasta la tarde, a los quince días volvieron a fumigar.

“Esa es la impunidad que le da el poder, hacer lo que quieren y que nadie jamás los va a denunciar y si lo hace son amenazados. Así es el caso de una de las mujeres del grupo, que fue a pedir una ayuda y fue atendida por Zanier, quien le contestó: ‘Vos estas en la foto con ‘Mujeres Rurales’, así que acá no vengas a pedir nada porque nunca más se te va a ayudar’”, aseguraron.

Por este motivo, desde la organización exigieron, entre otros puntos, las renuncias de Stechina y Zanier; y el tratamiento urgente del proyecto de ordenanza para proteger a niños y adultos de las fumigaciones constantes, “que está cajoneada desde el 27 de octubre”.

Lectores: 232

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: