Interior
Cero inclusión social

Avellaneda: Dionisio Scarpin cerró una escuela de niños no videntes

El jefe de la Comuna se dio como senador nacional electo tras el sello de Juntos por el Cambio.
No hay argumentos estables para semejante decisión del intendente de Avellaneda, ante tal aberración contra los desprotegidos.
Se trata de de la Escuela Especial 2115 para niños y adolescentes con discapacidad visual, que funciona en la Calle 15 al 651 de la ciudad.

Por Graciela Vizcay Gómez, especial para NOVA

El intendente de Avellaneda, Dionisio Scarpin, flamante senador nacional electo de Juntos por el Cambio, no escatima esfuerzos para actuar más a tono como sus pares políticos. Aun no asumió al Poder Legislativo pero ya cierra escuelas.

Primero la estafa a 25 familias con los lotes y casas sorteadas que jamás serán construidas y a quienes el PROCREAR les cumplirá el sueño, aunque las 25 familias hayan votado a JxC.

Ahora el anuncio es el cierre total de la Escuela Especial 2115 para niños y adolescentes con discapacidad visual, que funciona en la Calle 15 al 651 de Avellaneda, y Scarpin no piensa seguir pagando la renta a Inmobiliaria Sartor que alquila el inmueble donde funciona la escuela.

¿Que esperaba el votante santafesino? Si la ex gobernadora María Eugenia Vidal cerró 250 escuelas en la provincia de Buenos Aires, a ello hay que agregar las 8 establecimientos educativos del Delta y las 47 escuelas rurales con la excusa de “falta de matrícula”. Una total falta de inversión en los establecimientos educativos que provocaron la explosión de una escuela en Moreno con la muerte de dos trabajadores de la educación.

Asimismo, Horacio Rodriguez Larreta, jefe de gobierno de la Capital porteña, con la aprobación de la UniCABA, hizo desaparecer a los 29 centros de formación docentes que existían en la ciudad de Buenos Aires. No conforme con esto, mediante la Resolución 4055-2018 del Ministerio de Educación de la Ciudad, cerraron 14 escuelas secundarias comerciales nocturnas.

Al igual que en Avellaneda Santa Fe, los más de 150 chicos y chicas que padecen discapacidad intelectual de la escuela especial 14 de San Telmo, el único centro educativo especial de toda la zona sur de la ciudad de Buenos Aires (Barracas, La Boca y San Cristobal), al que concurren chicos de entre 6 y 16 años. Fueron fusionado con la escuela integral interdisciplinaria 3, que no está en condiciones de albergarlos Se trató ni más ni menos que de “otro cierre de escuelas” porque “2 instituciones educativas en un mismo edificio implica el cierre de una”.

En Santa Fe, el caso se da en a la escuela que fue creada para la ciudad de Avellaneda en el año 1998, en el Gobierno del intendente Orfirio Marcón, actual senador del Departamento General Obligado. Es la única Escuela Especial en su especificidad en el norte de la provincia de Santa Fe, atiende a niños y jóvenes de la Región I y II de educación, y actualmente la matrícula es de 90 alumnos, que son de las distintas localidades: Florencia, Las Toscas, Tacuarendí, Avellaneda, Reconquista, Romang, Malabrigo, Vera, Calchaquí, y de la Región I, Tostado. La directora de la Escuela es Irene Barolin.

Esta semana los padres de los niños con discapacidad visual, tuvieron una reunión con los directivos de la escuela 2115, quienes les informaron que consiguieron una reunión con el intendente de Avellaneda, Dionisio Scarpin. Cómo única solución se les adelanto a los padres el traslado de la escuela hacia el Paraje El Timbó, o en su defecto, mudarla a otra zona de Avellaneda en un salón mucho más pequeño para que siga funcionando con los 90 alumnos con discapacidad visual hacinados, en condiciones infrahumanas.

Ambas soluciones son un desastre, teniendo en cuenta que Paraje El Timbo es una zona rural, lejos para trasladar a los niños, muchas de esas 90 familias son carenciadas y con trabajos precarios. Una de ellas es la niña Morena Milagros González, a la que le tramite la máquina de escribir en Braille y que fuera publicado por NOVA. Pero poco les importa a Dionisio Scarpin, así como tampoco le importo llamar a marchar en plena pandemia en defensa de la empresa Vicentin a quien le debe favores y muchos.

Logró su cometido perfilándose para el Senado de la Nación, lo que no lograron sus predecesores, por tener ojitos azules como su compañera de fórmula la blonda Carolina Losada, como no podía ser de otra manera, para representar al gringo santafesino de la Hilux, de los feudos anacrónicos, aunque todos hayan sido estafados por Vicentin. Los daños colaterales y el asistencialismo son cosas de las que se ocupa el populismo. JxC está para hacer negocios inmobiliarios con amigos y cerrar escuelas. Porque “Nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la universidad”.

Lectores: 638

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: