Política
Elecciones 2019

En Santa Fe, Perotti recalcula y Cristina se frota las manos

Senador Omar Perotti.

Hasta hace poco tiempo resultaba impensado que el senador Omar Perotti ensayase un acercamiento con Cristina Fernández de Kirchner. Ministro destacado de la gestión de Carlos Alberto Reutemann, varias veces intendente de Rafaela y luego senador Nacional, siempre se había ubicado en las antípodas de la ex Presidente. Pero en la política, como en el amor, todo es posible.

Pero Cristina está decidida a jugar fuerte por su candidatura presidencial. Por esa razón comenzó a tender puentes y emboscadas por todas partes. En La Rioja relativizó su apoyo a Beder Herrera para granjearse un trato más fluido con el gobernador Sergio Casas.

Lo mismo hizo en Tucumán, donde luego de apoyar explícitamente a José Alperovich, negoció –a través de la Cámpora provincial- un restablecimiento de su desgastado vínculo con su ex ministro de Salud y actual gobernador, Juan Manzur.

En Buenos Aires, el diálogo con Sergio Massa es fluido. Es que Cristina también lee las encuestas y sabe que las cosas se le complican en cualquier escenario de ballotage. Sólo le queda recurrir a los votos territoriales de los gobernadores, por más que los denigre dentro de su círculo íntimo, y así, de paso, le resta poder de fuego a Alternativa Federal.

De hecho, de los diez gobernadores que llegó a sumar el Peronismo republicano, sólo dos, Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba) estarán presentes en el lanzamiento del espacio en Mar del Plata. El resto lo mirará por TV.

Como no podía ser de otra manera, el bordado de la ex Presidente se tendió sobre Santa Fé, donde desplegó una minuciosa estrategia. Primero acordó el respaldo de la Cámpora a la Candidatura de María Eugenia Bielsa.

La interna prometía dejar un reguero de rencores y expandir el “fuego amigo” por todas partes, lo que obligó a Perotti a acelerar las cosas y salirse de su habitual estilo dilatorio. Y no se anduvo con pequeñas. El senador y Cristina se reunieron y avanzaron en un acuerdo electoral que le llevó a comentar a esta última que “con Omar recuperamos la provincia.”

El problema está un poco más abajo, ya que la estrategia de presión de Cristina concede apoyo a cambio de una sobre representación de la Cámpora en las listas del peronismo, y la inclusión de uno de sus miembros en la fórmula ejecutiva.

Esta última pretensión, que sería un problema para Perotti, que acordó con los senadores provinciales peronistas que compartiría la fórmula con la ex jueza Alejandra Rodenas, y le resultaría muy difícil bajarla de ese lugar, parece estar relativizada por tres cuestiones significativas.

Por un lado, que Rodenas tiene un perfil kirchnerista y es mujer, por lo que no sería mal vista por los cristinistas locales. Además,  referente de la Cámpora provincial, el diputado Nacional Marcos Cleri, estaría decidido a aprovechar el proceso electoral para desplazar del liderazgo provincial del cristinismo a Agustín Rossi.

Finalmente, el acuerdo con Perotti y la movida de Cleri le permitirían a Cristina devaluar las acciones del Chivo como eventual postulante a integrar la fórmula presidencial de Unidad Ciudadana, con quien fuera que termine cerrando su frente electoral.

De este modo, parece ser que el slogan de Perotti, "vamos todos juntos, después vemos", empieza a corregirse, y ya habría que descartar a una candidata de peso como Bielsa. Lo que todos se preguntan en Santa Fé es cómo reaccionará la hermana del entrenador y del ex ministro de Relaciones Exteriores ante la evidencia de haber sido sacrificada para alcanzar un acuerdo mayor que la excluye. Ya que, como es sabido, los Bielsa son poco propensos a guardar silencio cuando la indignación los invade.

Lectores: 1727

Envianos tu comentario