Judiciales y Policiales
Megacausa narco

Santa Fe: Pullaro se ve acorralado y quiere acallar a los detenidos que podrían complicar su situación

Maximiliano Pullaro, ministro de Seguridad, estaría gestionando "bajo cuerda" el traslado de los gendarmes que actualmente están alojados en la misma unidad.

En el marco de la mega causa en el que están detenidos dos gendarmes, en otros, por supuestos vínculos con el narcotráfico podría dar un vuelco y al verse acorralado por el avance de la investigación, el ministro de Seguridad de Santa Fe estaría tratando por todos los medios silenciar a quienes podrían complicar su situación.

En este sentido, Maximiliano Pullaro estaría gestionando a destajo y "bajo cuerda" para acallar, tanto Damián Sosa como Edgardo Baigoría, los dos detendidos que actualmente están alojados en la misma unidad.

En las últimas semanas, comenzó a circular la información de connivencia entre el Ministerio de Seguridad y Área de Delitos Complejos (Drogas y Trata de Personas) en el armado de la causa narco para detener y sacar de circulación a los policías de inteligencia y elite que mayores operativos y confiscaciones de cargamentos de drogas resolvieron en los últimos diez años.

La investigación en cuestión pone un manto de sospecha sobre el ministro Pullaro y la exjefa de Delitos Complejos, Ana Viglione. Al mismo tiempo, se abrió una denuncia paralela sobre posibles mecanismos de tortura a uno de los detenidos llamado Cristian Mansilla, sobrino de Baigoría y que solo fue arrestado por su parentesco, en un buzón de la Unidad Carcelaria de Coronda.

Sosa fue detenido el 4 de abril pasado, imputado por el Fiscal Federal Walter Rodríguez con allanamiento ordenado por el juez Federal Francisco Miño, acusado de ser organizador de una banda narcotraficante junto con el gendarme Santiago Alejo y Baigoría, según las denuncias aportadas por el ex jefe de la delegación Santa Fe, el comandante Raúl Alberto Sangiuliano, avaladas algunas por otro ex jefe de la misma, Sergio Alcoba.

Los tres mencionados que forman parte de las fuerzas de seguridad, habían sido designados por sus respectivos jefes para trabajar en forma conjunta como agentes de inteligencia, a los fines de desbaratar organizaciones dedicadas a la venta y tráfico de estupefacientes, infiltrándose para obtener la confianza y llegar los máximos responsables de la organización delictiva.

Lectores: 771