Información General
Agro

Avanza la siembra de girasol en el NEA y centro-norte de Santa Fe

Ya se sembró el 13,3 por ciento de las 1,9 millones de hectáreas proyectadas. (Imagen ilustrativa).

Por el licenciado Jorge Ingaramo (*)

El informe del 8 de agosto de la Bolsa de Cereales revela que se implantaron más de 250 mil hectáreas de girasol en Chaco y Centro-Norte de Santa Fe. La siembra se inició a mediados de julio, con buenas condiciones climáticas. El progreso nacional equivale al 13,3 por ciento de las 1,9 millones de hectáreas proyectadas, lo que significa un incremento del 3,8 por ciento respecto a la campaña pasada.

Los primeros lotes sembrados mantienen una condición normal y su estado fenológico se encuentra entre las etapas de emergencia y diferenciación foliar. Las labores avanzan sobre las localidades santafesinas de San Justo, Reconquista, Ceres y Avellaneda. Por su parte, en el Sur de Santa Fe, Buenos Aires y La Pampa, las precipitaciones acumuladas mejoraron el nivel de humedad que podría aprovechar el cultivo a ser implantado en las próximas semanas. Para la Bolsa, si se mantienen buenas condiciones, dichas regiones incrementarían la participación del girasol en la rotación agrícola 2018/19. 

El informe del USDA de agosto de 2018

Comparando con el informe de julio surge que aumenta en 10,5 millones de toneladas la producción de las 7 principales semillas oleaginosas. Los aportes adicionales son de 7,6 y 3,0 M de t, atribuibles a soja y girasol. Mientras que la molienda se incrementa menos de 1,17 M de t. Principalmente por el aumento del crushing de girasol de 2,25 M de t, que se compensa con caídas en soja y canola. Consecuentemente, aumenta apenas 0,7 M de t la producción de los 9 principales aceites. El de girasol aporta 0,95 M de t adicionales, también compensados parcialmente con disminuciones en canola y soja.

Las exportaciones de todos los aceites crecen en 0,57 M de t, valor que se vincula a la suba de 0,49 M de t en el caso del girasol. Finalmente, se licúan stocks por 0,74 M de t por digestión de 0,9 M de t de aceite de palma. A su vez, las existencias finales de aceite de girasol crecen en 0,33 M de t.

De la comparación con el cierre de la campaña anterior, surge que la producción mundial de las 7 principales oleaginosas subirá 5,2%. Mientras que la molienda se incrementará 3,7%. Será abastecida con 2,8% adicional de exportaciones, en tanto que los stocks aumentarán 7,4%.

La producción de girasol subirá 5,4% hasta alcanzar 49,9 M de t, lo que representa un aumento de 2,57 M de t con respecto a las 47,3 de la campaña anterior. El crushing se incrementará 3,8%, las exportaciones caerán 6,2% y los stocks crecerán un 5,3%.

La relación stocks/consumo subirá, para las 7 oleaginosas del 23,1 al 23,9%. Para el caso del girasol, también lo hará del 6,5 al 6,6%. 

En Ucrania se registraría una suba interanual del 9,5% en la producción de girasol (unas 1,3 M de t adicionales). Sube en 6,2% la producción de girasol de Rusia y 0,2% la de Unión Europea. Se mantiene la estimación de 3,5 M de t para la producción argentina de la campaña 2018/19. 

La producción consolidada de girasol de los tres competidores del Hemisferio Norte pasará de 33,74 a 35,7 M de t. Es decir, un 5,8%  (1,96 M de t de suba). En tanto, la producción de los 9 principales aceites crecerá 3,6%. El consumo lo hará al 3,5%, las exportaciones aumentarán 4,2% y los stocks subirán 3,7%. 

Por su parte, la producción de aceite de girasol aumentará un 3,8%, mientras que el consumo crecerá 3,1% y se incrementarán 1% las exportaciones. Las existencias finales tendrán un alza del 6,7%. 

La relación stocks/consumo se mantendrá en 11,2% para todos los aceites. Para el caso del de girasol subirá de  9,6 a 9,9%. Se recuerda que las producciones de aceites de oliva, coco y palma no se originan en semillas oleaginosas de siembra anual sino que son el producto de plantaciones y sus rendimientos anuales no están determinados por decisiones empresarias del período de mercado. Sino por el clima, como factor preponderante.

El USDA mantuvo la estimación de las exportaciones argentinas de aceite de girasol para la campaña 2017/18 en 765.000 toneladas. Prevé 30.000 menos para la campaña en curso. Nuestra participación en el comercio mundial disminuirá del 8 al 7,6%. Por su parte, las ventas externas de aceite a Ucrania aumentarán en 250.000 toneladas (4,8%), hasta las 5,5 M de t. Así su participación en el mercado mundial pasará de 54,7 a 56,7%.

Precios y mercados

En julio, los precios promedio mensuales para los aceites en Rotterdam presentaron en relación a junio caídas del 5,8 y 1,4% para los aceites de palma y soja. Mientras que se registraron aumentos del 2 y 2,3% para los de girasol y canola. 

Si la comparación se efectúa con los promedios de julio de 2017 se registran mermas para del 13,4, 7,2, 2,4 y 0,8% para los aceites de palma, soja, girasol y canola, respectivamente.

Al cierre del día 10 de agosto de 2018, el aceite de girasol cotizó en Rotterdam para contratos de setiembre, 750 U$S/tn (valor inferior en un 3,1% al promedio de julio) y 10 dólares menos para enero-marzo de 2019. También se observan descuentos en setiembre  de 12 y 1% con respecto a canola y soja. Para enero de 2019, se registra descuentos del 12,6 y 1,6%, en relación a los mismos aceites. 

Para las exportaciones locales, que enfrentan claras restricciones de acceso al mercado único de la UE, la referencia más próxima de precio externo la da el valor FOB de nuestro principal competidor (Ucrania, con el 56,7 % del comercio mundial), que además cuenta con una ventaja de localización (respecto a los mayores demandantes) expresada en el diferencial de costos de fletes. Allí, los contratos registran 720 U$S/tn para agosto de 2018. Estos valores son los que, corregidos por el diferencial de fletes, condicionan el FOB local de los próximos meses y, por ende, la capacidad de pago de la industria al productor de materia prima (granos).

El MINAGRO publicó índices FOB de 713 U$S/tn para aceite. También el FOB para exportación de semilla de girasol a granel a 352 U$S/tn. Por otra parte, presentó su cálculo del FAS teórico para el valor implícito del grano, una vez descontados el fobbing y los costos de industrialización, comercialización, financieros e impositivos. Se publicó un FAS de 9.199 $/tn, o sea 320,5 U$S/tn, en el cual no se computan las bonificaciones por materia grasa ni descuentos por cuerpos extraños y acidez.

El informe del Monitor Siogranos que, como se sabe, indica el precio y la modalidad comercial de los contratos registrados, presenta un valor medio, para el cierre del 10 de agosto cámara Quequén, de 8.162 $/tn, es decir 284,4 U$S/tn. El promedio cámara Bahía Blanca es de 8.599 $/tn, o sea unos 299,6 U$S/tn.  Los últimos valores fábrica fueron para el 8 de agosto, en la región Rosario Norte, 8.776 $/tn, unos 326,2 dólares; y para el 7 de agosto en Quequén, 7.643 $/tn, o sea 284,1 U$S/tn.

El INDEC publicó en su informe de “Intercambio Comercial Argentino” las exportaciones de aceite de girasol para el primer semestre de 2018. Lamentablemente, no incluyen el dato de harinas o pellets. Las ventas de aceite alcanzaron la cifra total de 233 MU$S, con una caída de 4 MU$S, con respecto a igual período de 2017 (-1,7%). Las ventas externas de semilla de girasol descendieron un 21,2%, para alcanzar los 26 MU$S. 

El MINAGRO registró que las compras de la industria del producto de la campaña local 2017-18, declaradas hasta el 1 de agosto, alcanzaban 2,505 M de t. Entre ellas, las efectuadas a fijar representaban el 24% del total, de las cuales el 68,4 % ya tenía precio cerrado.  Las compras para exportación de grano de la campaña 2017-18 fueron de 58.600 toneladas, de las cuales 27,4% se contrataron a fijar y  un 56,5% ya tiene precio hecho.  Las Declaraciones Juradas de Venta Externa de grano alcanzaban las 9.000 toneladas.

(*) asesor económico de la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR). 

Lectores: 1171