Información General
Trabajadores suspendidos

Se profundiza la crisis industrial: frenan la producción en fábricas en la provincia

En la plata Electrolux de Rosario licenciaron a todo el personal por la enorme caída en las ventas.

La caída en el sector industrial ha sido una constante en los últimos meses como consecuencia de las políticas de ajuste llevadas a cabo por el Gobierno Nacional, y si bien repercute en todas las provincias, una de las más afectadas en Santa Fe. Allí se concentra el punto clave de la crisis laboral que atraviesan varios sectores de la cadena de producción.

Ante este contexto, hubo tres empresas que resolvieron distintas medidas: por un lado, la fábrica de electrodomésticos Electrolux licenció a la totalidad del personal que se desempañaba, por el otro, la automotriz General Motors, quien ya ha tenido conflicto en años anteriores, inició un esquema de suspensiones rotativas.

Al mismo tiempo se conoció que la compañía encargada de diseñar acoplados, Helvética, paralizó su producción hasta fin de año. Como resultado, estas tres decisiones afectan a más de 2500 trabajadores que se ven perjudicados por la estrepitosa caída de la demanda interna y efecto que genera la apertura indiscriminada de las importaciones.

En el caso específico de Electrolux, se le adelantaron las vacaciones al personal, extendiéndose durante todo octubre y perjudicando a más de mil operarios que trabajan en la planta ubicada en la ciudad de Rosario, donde entre otras cosas se producen heladeras. La resolución de la firma obedece al descenso abrupto de las ventas y al consiguiente incremento de su stock.

Por su parte, en General Motors, los 1400 operarios que desempeñan día a día en la fábrica comenzaron a ser víctimas de una serie de suspensiones rotativas, por lo que sólo cobrarán el 70 por ciento de sus sueldos, en una medida que se extenderá al menos hasta enero del año próximo con el presunto objetivo de prevenir despidos.

Mientras tanto que, en la productora de acoplados Helvética, que tiene su sede en Cañada de Gómez, se estableció la suspensión de sus 90 trabajadores, lo que llevó a que solo percibirán la mitad del salario hasta fin de año “para aguantar la caída de ventas, que llegó al 90 por ciento”, tal como indicaron desde la empresa a modo de explicación.

Lectores: 663