Opinión
Conformación de frentes electorales

Se acerca el Congreso del PJ santafesino: La mirada puesta en 2019

Agustín Rossi, uno de los referentes del justicialismo en la provincia. (Dibujo: NOVA).

Por Darío H. Schueri, especial para NOVA 

Mientras el peronismo bonaerense es un hervidero, en Santa Fe ya se enviaron los 397 telegramas a cada uno de los congresales justicialistas para el Congreso partidario ordinario y extraordinario que se llevará a cabo el miércoles 24 de mayo a las 11 en el cine teatro Luz y Fuerza de la capital.

En el  punto dos del orden del día, se propone "fijar la política o alianzas o la conformación de frentes electorales del Partido Justicialista de la provincia de Santa Fe para participar en las elecciones nacionales, municipales y comunales convocadas para el año 2017".

Referentes del peronismo kirchnerista señalan - y desean- que el Congreso coincidirá en un frente de unidad que cobije distintos sectores (Rossi con el FPV; senadores, intendentes y presidentes de comunas con el Nuevo Espacio Peronista; Eggimann - Giacone con su Mística Peronista, etc. e invitar al MID, Democracia Cristina) compitiendo en las PASO para que después, en octubre, la lista oficial pelee alguna de las nueve bancas en juego a diputados nacionales bajo la pertenencia Frente Justicialista, o como se llamare.

En definitiva, el resultado que arroje el Congreso del miércoles en Luz y Fuerza marcará la línea bisectriz del peronismo para las elecciones del 2019. Un peronismo desunido (con Agustín Rossi jugando por afuera este año) sería letal para el armado dentro de dos años en que se juega la gobernación a la que aspira definitivamente Omar Perotti.

Los mismos voceros anticipan una cumbre entre Omar Perotti y Agustín Rossi para consensuar la candidatura a Gobernador del propio Perotti en el 2019, con todo el peronismo alineado.

Precisamente, lo que no está ocurriendo en Buenos Aires, donde según el portal lapolíticaonline "la  incipiente unidad que habían forjado diferentes sectores del peronismo estalló el martes por la noche con el desplante que la mayoría de los intendentes le hizo a Máximo Kirchner, a quien acusaron de intentar arriarlos a un acto con figuras desgastadas del kirchnerismo como Amado Boudou, Gabriel Mariotto, Martín Sabbatella y Luis D'Elía".

Los sectores peronistas no K (o al menos "ultra K") denominados Fénix y Esmeralda faltaron al acto convocado por Máximo y especulan cruzarse hacia el redil de Florencio Randazzo, quien además estaría atrayendo a dirigentes disconformes del massismo que no ven con buenos ojos caminar junto a Margarita Stolbizer.

Lectores: 91