Información General
Movilización y protesta

Empleados de General Motors Rosario denuncian despidos encubiertos y abandono del sindicato

  • El reclamo principal fue por los compañeros suspendidos sin aviso y en connivencia con el SMATA. (Foto: NOVA)
    Foto 1 de 7
  • El reclamo principal fue por los compañeros suspendidos sin aviso y en connivencia con el SMATA. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 7
  • El reclamo principal fue por los compañeros suspendidos sin aviso y en connivencia con el SMATA. (Foto: NOVA)
    Foto 3 de 7
  • El reclamo principal fue por los compañeros suspendidos sin aviso y en connivencia con el SMATA. (Foto: NOVA)
    Foto 4 de 7
  • El reclamo principal fue por los compañeros suspendidos sin aviso y en connivencia con el SMATA. (Foto: NOVA)
    Foto 5 de 7
  • Sebastián Romero, representante gremial de General Motors Rosario. (Foto: NOVA)
    Foto 6 de 7
  • Juan Carlos Giordano diputado nacional del Frente de Izquierda. (Foto: NOVA)
    Foto 7 de 7

Durante la mañana de este jueves, un grupo de trabajadores de la planta que General Motors tiene en la ciudad de Rosario, se movilizaron al Ministerio de Trabajo de la Nación exigiendo ser atendidos por el titular de la cartera, Jorge Triaca. En la marcha, el reclamo principal fue por los compañeros que fueron suspendidos sin aviso y en connivencia con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA).

En diálogo con NOVASebastián Romero, representante gremial, sostuvo que “la empresa alega que reduce el personal porque sobran puestos, lo cual es mentira teniendo en cuenta que nosotros ya veníamos haciendo trabajos de otras personas y hoy por hoy, los compañeros de planta que están activos también. En asamblea se votó tirar abajo este acuerdo porque se denuncia que la carga está saturada y los ritmos de producción son infernales a causa de esta reducción de personal”.

En esa misma línea, agregó que “todavía no tenemos noción de cuál es el documento que se presentó. Sí sabemos que son esas pautas las que están implementando donde nos van a suspender hasta principios de diciembre. Donde los primeros tres meses vamos a cobrar el 80 por ciento del sueldo, el segundo trimestre vamos a cobrar el 60 y el último el 40 y luego vamos a ser despedidos”.

Por otra parte, en relación a si van a continuar los despidos, Romero manifestó que “la empresa se maneja con este tipo de rumores que dice que va a haber más suspensiones, justamente porque tenemos un apoyo de los compañeros de adentro que también la están pasando mal porque están haciendo nuestro trabajo. Las líneas de producción no bajaron y la cantidad tampoco”.

Mientras que el diputado del Frente de Izquierda, Juan Carlos Giordano, le comentó a NOVA que “estuve hace poco en Rosario llevando la solidaridad, ahí me enteré que el acta que había firmado el sindicato era ilegal y los que están ahora en la planta dicen que necesitan a los suspendidos porque están saturados, trabajando de 12 a 14 horas y la mayoría están lesionados porque son tan altos los ritmos de producción que están con enfermedades”.

Asimismo, el legislador nacional agregó que “el gobierno nacional fomenta los despidos, porque si uno lo escucha a Mauricio Macri hablar de que la mayoría de los trabajadores estatales son vagos y embiste a los docentes permanentemente, eso envalentona a que las patronales despidan trabajadores, porque el gobierno habla de costo laboral como si los salarios superaran la inflación cuando en realidad están por debajo de la línea de pobreza”.

Durante la jornada de protesta, que estuvo acompañada por varias agrupaciones de izquierda, se estuvieron juntando firmas de los transeúntes para exigir que las autoridades del Ministerio de Trabajo de Nación reciban a los trabajadores de la fábrica, teniendo en cuenta que la misma cartera de la provincia de Santa Fe, hizo oídos sordos a los reclamos. 

Lectores: 115